27/05/2021

6 razones para vivir en Marbella

Marbella es conocida mundialmente como uno de los destinos costeros más famosos de España, pero la ciudad es mucho más que un centro turístico. La ciudad se ha consolidado como una opción muy atractiva para aquellos que buscan vivir cerca del mar, con los beneficios de la accesibilidad, transporte y ocio, sin dejar de lado el ambiente familiar y profesional.

1- Calidad de vida: más allá del buen tiempo

La Costa del Sol es una de las zonas más atractivas de la geografía nacional. Las costas marbellíes cumplen el idilio de tener sol y un clima mediterráneo subtropical, que mezcla alegremente suaves meses de invierno y veranos a buena temperatura.

Dicen que Marbella tiene un aproximado de 315 días de sol al año, por lo que la constancia en las temperaturas se entremezcla con la vida citadina y sus playas cercanas. En la web del Ayuntamiento de Marbella hay un mapa interactivo para localizar playas interesantes fuera del círculo turístico.

2- La ciudad más allá del turismo

Marbella vibra en cada esquina. Como ciudad turística ofrece puntos gastronómicos, bares, tiendas y ocio muy diverso, pero como residente dispones de enclaves un poco más reservado y a mejores precios.

La oferta cultural es impresionante gracias al variopinto de sus residentes, así que siempre encontrarás un buen concierto o una obra de teatro que disfrutar alguna noche de la semana. Os recomendamos las exposiciones temporales o fijas de los museos Ralli o del Grabado Español Contemporáneo, y los eventos múltiples del Palacio de Congresos.

También, Marbella es conocida además por sus complejos cinematográficos como el Cine Club Buñuel, tanto de películas populares como opciones para público más especial.

3- Marbella accesible, muy accesible

Como comentamos, es bien sabido que Marbella es un crisol de nacionalidades por lo que es prioritario para la ciudad tener una red de transporte activa y accesible.

Situado a 7 kilómetros de Málaga se encuentra el aeropuerto, donde hay 97 vuelos fijos y 3 terminales de tránsito que conectan con el resto de España y Europa. También hay líneas de buses que llegan a todos los rincones de la zona, autopistas en muy buen estado, opciones de coches de alquiler, tren y puerto.

4- Oferta inmobiliaria

Vivir en Marbella es sinónimo de seguridad, privacidad y viviendas únicas y exclusivas. Al ser una ciudad un poco más pequeña que las grandes capitales, el dinero invertido en vivienda da acceso a residencias mucho más amplias y con mejores características

LeBlanc es ejemplo de lo anterior y se alza en Sierra Blanca, una locación marbellí distinguida y muy atractiva cerca de la Milla de Oro.

Las 22 villas privadas, distribuidas en hileras con espaciosos jardines entre parcelas, cuentan con terrazas propias conectadas con la sala de estar mediante unas elegantes puertas de vidrio. Al ser una promoción exclusiva y del más alto estándar, todos los materiales han sido seleccionados meticulosamente para satisfacer a los residentes más exigentes, y con opciones de personalización.

Rodeadas de una extraordinaria y variada vegetación, LeBlanc cuenta con maravillosas vistas al mar y a la montaña, además de zonas comunes de disfrute como una preciosa piscina comunitaria, puntos de carga para coches eléctricos y servicios de Concierge.

5- Educación de primera calidad

Las opciones educativas en Marbella son variadas y de muy buena calidad. La familiarización con gente de distintos orígenes además, logra en la vida de los más pequeños un sinfín de valores importantes en su desarrollo.

Marbella suele ofrecer programas educativos bilingües desde muy temprana edad y las escuelas fomentan la internacionalidad como método propio: Escuela internacional, colegios británicos, alemanes, suecos, noruegos (Benalmádena), finlandeses y franceses (Málaga) son parte del abanico de opciones para la educación de tus hijos.

6- Deporte para todos los gustos

Marbella atesora una de las ofertas deportivas más completas del Mediterráneo, siendo reconocida particularmente por el tenis, golf y deportes náuticos. Y es que los marbellíes, tanto grandes como pequeños, disfrutan de sus costas y las viven con mucha adrenalina realizando actividades al aire libre como senderismo, maratones, bicicleta, etc. Os recomendamos visitar la web de la Delegación de Deportes de Marbella donde tenéis un calendario con todas las actividades y las agendas de competición.

Es una decisión de vida

Si, vivir en Marbella es una decisión de vida y la Costa del Sol es un destino excepcional para hacerlo de una manera saludable. La ciudad cuenta con un sinfín de opciones de ocio y en las mejores condiciones para ti y tu familia, sin perder el contacto con lo cosmopolita.

Desde LeBlanc podrás disfrutar de Marbella en todo su esplendor, de una forma segura, cercana y con las mejores condiciones cerca de mar y la montaña, bajo la privacidad y discreción de un complejo de residencias únicas.