22/01/2021

Las cortinas de tu casa: mucho más que decoración

Las cortinas son básicas en tu hogar y es que si hay un elemento que viste tu casa eso son sin duda, las cortinas. Los textiles que elijas para cada estancia marcarán la personalidad de la misma y conseguirán generar emociones muy diversas. Esta, la de las cortinas, es una de las elecciones más complicadas a las que todos nos enfrentamos cuando decoramos nuestro hogar. ¿Por qué son tan importantes las cortinas y los textiles en general? ¿Cómo podemos realizar una correcta selección en cuanto a texturas, dimensiones y colores? Lo descubrimos.

Las cortinas en tu casa: su importancia

Las cortinas juegan un papel fundamental en tu casa y no solo como elemento decorativo. Ayudarán, como veremos a continuación, a crear un espacio confortable, cómodo, agradable a la vista y también al tacto… Todas nuestras emociones pueden verse modificadas gracias o por causa de las cortinas de una habitación en concreto.

Si no hacemos la selección adecuada quizás en un dormitorio podemos dormir mal porque entra demasiada luz o las cortinas generan mucho calor nocturno. Por el contrario, en el salón pueden privarnos de momentos de reconexión por la mañana si son demasiado opacas y no dejan pasar la luz (que en el dormitorio queríamos bloquear). Ni que decir tiene que las cortinas son clave para regular la temperatura de la estancia ya que unas u otras jugarán con la temperatura que entre del exterior y no deje salir la del interior.

Una buena cortina y con buena nos referimos a adecuada, cambiará sin duda el rumbo de tu decoración y el resultado de la estancia en general. Por lo tanto, tu vida en ella estará muy condicionada.

Es tal la complicación y dificultad que algunas personas sienten cuando van a elegir las cortinas de su nueva casa que pueden pasar meses incluso años sin que coloquemos nada en esas ventanas.

¿Cómo elegir la cortina perfecta?

Para elegir la cortina perfecta para tu casa, lo primero que hay que hacer es una separación por espacios / habitaciones. Haz este trabajo con minuciosidad porque de ello dependerá que estéis cómodos en casa.

Cada habitación tiene no solo una personalidad propia sino un uso muy particular. Los habitantes de la casa que más la van a usar (sus gustos, la edad…) todo cuenta para elegir la cortina que cubrirá sus ventanas.

Cuando tengamos definida con qué habitación nos vamos a poner a trabajar, analizaremos sus pormenores: orientación al sol, ubicación en la casa, quién la habita, qué uso va a tener… Todo cuenta y es muy importante que lo tengamos en cuenta.

Tejido para tus cortinas

La habitación va a marcar sobre todo, el tejido de nuestra cortina y su estructura (es el momento de elegir cortina de siempre o estores). Para las habitaciones de niños que ya juegan y pueden subir y bajar la cortina (por ejemplo niños y adolescentes) quizás la mejor opción sea unos estores cómodos para limpiar, mover, etc. A día de hoy hay estores muy elegantes, bien diseñados y que quedan de maravilla y a ti y a los tuyos, os facilitará la vida en determinados momentos.

Por lo tanto, si la cortina va a ir colocada en la cocina, en el salón, en el dormitorio o incluso en el baño, tendrá seguro, un tejido y unas texturas muy diferentes. También la forma de la ventana te determinará y mucho la cortina y su composición (ventana circular, rectangular, al techo…). Ten en cuenta todos estos detalles para elegir la textura de tu cortina.

También debes atender a la vida de esas cortinas. Si tenéis una habitación “muy vivida” como puede ser el salón o sala de estar (en el que se come, se ve la tele, se hace casi toda la vida de la casa) deberán ser unas cortinas resistentes que aguanten lavados y mucha “tralla”. Aquí deberá primar esta circunstancia y no tanto quizás la belleza (aunque se puede encontrar todo en equilibrio).

En el mercado encontrarás muchísimos tejidos diferentes para tus cortinas y su caída y presencia dependerá de ello así como de las terminaciones y modo de colgarlas. Lino, polyester, algodón, seda incluso… Elige lo que sea bueno para tu casa y para tu día a día.

Colores y estampados

El otro punto fundamental a la hora de elegir unas cortinas es el color y los estampados que queremos que lleve. En este punto a veces tendremos que renunciar a lo que realmente nos encanta a primera vista para elegir lo que es más adecuado para nuestro día a día.

Un estampado llamativo puede ser chulísimo y súper bonito para verlo en una exposición pero luego, día a día, en nuestro salón, viéndolo constantemente, puede cansarnos mucho. Y ni que decir tiene que será muy difícil de combinar con los demás textiles de la casa (tapicería, cojines o color de las paredes).

Las cortinas son un elemento imponente por su extensión por lo que os recomendamos que tengan la personalidad necesaria pero justa. No pueden ser el elemento más llamativo de la habitación porque al ser tan grandes, cansarán.

Los colores lisos serán tus grandes aliados. Puedes incluir en ellas algún motivo que alegre (sobre todo en estancias como dormitorios o cuartos de estar – estudio – juegos). Pero cuenta siempre con que deben ser el aliado perfecto y el apoyo al resto de la decoración. La neutralidad te facilitará la vida y te aportará calidez y tranquilidad. Algo que todos necesitamos al llegar a casa.

Eso sí, una cortina tiene siempre que responder a la personalidad de los habitantes de la casa y respirar su esencia.

 

Ahora ya puedes elegir con más seguridad las cortinas para tu nueva casa. En Le Blanc Marbella tienes una casa maravillosa para elegir esos textiles que la convertirán en hogar. ¿Te ayudamos con la decoración?

En casa, seguimos cerca de ti. #EstamosATuLado.

Déjanos un mensaje y contactaremos contigo a través del medio indicado.








    Centro de preferencias de privacidad

    Necesarias

    Google reCaptcha, Wordpress

    Marketing

    Facebook, Google Analytics

    Analytics

    Other